Mensaje del Doshu Moriteru Ueshiba

El Fundador, Morihei Ueshiba, a través de un intensivo entrenamiento en Artes Marciales y estricto cultivo de la mente, creó Aikido. Kisshomaru 2do Doshu se dedicó a promover los grandes valores del Aikido y abrir sus puertas para el mundo.
Hace 82 años, en 1931 fue fundado el actual Hombu Dojo. Aikido ha sido difundido a 130 paises: Norte, Centro y Sud América, Europa del Este y del Oesta y el sudeste asiático. En 2012, la Fundación Aikikai se embarcó en una nueva fase como una Fundación de Interes Público.

El Fundador, Morihei Ueshiba, creó Aikido como un camino hacia “banyu-aigo (amor por todas las cosas en la naturaleza)”, después de haber tenido la sensación de duda respecto de las Artes Marciales que son para el desarrollo de habilidades de lucha con el último sentido de ganar. El Fundador dijo que es más importante armonizar con la gente que ganar dependiendo del poder. Cambiando de “habilidades para pelear” a “armonía” es el propósito del entrenamiento. Amor es todo “Ki (energia vital)” basado en “En No Ugoki (movimiento circular)”, “Irimi (entrando)”, “Do Chu Sei (quietud en la confusión)” y “Chushin (centro inamovible)” para entrenar nuestras habilidades con otras personas. No hay conflicto en este entrenamiento. Aikido es “un camino hacia el absoluta autorealización”.

No hace falta decir que lo fabuloso de las técnicas de Aikido y sus principios filosóficos creados por el Fundador son ampliamente conocidos. Para ese logro, el importante apoyo del padre del Fundador (Yoroku Ueshiba), las previsiones de los maestros que transmitieron el Aikido correctamente a las siguientes generaciones, la devoción del 2do Doshu Kisshomaru en la propagación de Aikido basado en las enseñanzas del Fundador, fueron necesarias.

En cuanto a mi, he seguido sus caminos con el apoyo de mucha gente. Creo que todo esto ha hecho más grande el círculo del Aikido de hoy. Voy a seguir continuando, esforzándome y apreciando el espíritu de la armonía, eliminando las barreras de los países, razas y religiones, para hacer un esfuerzo que permita que el Aikido sea apreciado por un gran número de personas. También he de contribuir a la sociedad como más me sea posible, a través de Aikido.

April, 2014
Moriteru Ueshiba Doshu